Si estás leyendo esto probablemente pienses en lo fácil que sería aprender inglés si no tuviesen que memorizarse los verbos ni conjugarse. Está claro que esta tarea trae de cabeza a la mayoría de personas que quieren mejorar su inglés, especialmente cuando se trata de los verbos irregulares. Pero con práctica, dedicación, y estos ‘truquillos’ que os damos a continuación, estamos seguros de que más pronto que tarde aprenderás a memorizar mejor los verbos en inglés.

Diferencia entre verbos regulares en inglés e irregulares

Antes de nada es importante que el estudiante que trate de memorizar mejor los verbos en inglés tenga claras las diferencias entre los dos tipos de verbos que encontramos en este idioma: Los verbos regulares y los irregulares. Y aunque esto es algo que explicamos detalladamente en nuestra academia de inglés en Granada, a grandes rasgos podríamos decir que los verbos regulares siguen un patrón determinado. Y que generalmente forman su pasado y participio añadiendo -ed a la forma del infinitivo.

Por otra parte, los verbos irregulares no siguen un patrón determinado. Así que no hay ninguna regla común para formar el pasado o el participio. En estos casos al estudiante le tocará memorizar la lista de verbos irregulares para formar el pasado y el participio de éstos, ya que cambian su estructura en los distintos tiempos verbales. Por ejemplo:

Do: Does, did, done, doing

Make: Makes, made, made making

Agrupa los verbos comunes para memorizar mejor los verbos en inglés

Aunque los verbos irregulares pueden ser difíciles de recordar, algunos de ellos se conjugan de manera similar. Así que una sugerencia para memorizarlos mejor es agrupar aquellos que sigan patrones semejantes en los distintos verbos.

Por ejemplo, algunos verbos irregulares se conjugan cambiando sólo una vocal, este es el caso de ‘sing, sang, sung’ o de ‘ring, rang, rung’.

Otra agrupación puede ser la de verbos irregulares que en su modo infinitivo terminan en ‘d’, pero que al conjugarlos al pasado pasan a terminar en ‘t’. Este es el caso de verbos ‘send-sent’, ‘bend-bent’, ‘build-built, entre otros.

Y por supuesto, también podemos agrupar todos esos verbos irregulares que no cambian de forma al conjugarlos. Por ejemplo, ‘cost’, ‘read’, ‘cut’ o ‘hit’.

Repetir los verbos irregulares con frecuencia seguro que te ayuda a memorizarlos más fácilmente, ¡con constancia se consiguen grandes cosas!

Memoriza primero los verbos que más utilices a diario

Probablemente te resulte más fácil memorizar los verbos si empiezas aprendiendo aquellos más comunes o que utilices a diario y con los que puedas practicar.

Algunos de los verbos irregulares más comunes son:

-Decir: Say – said – aid

-Hacer: Make – made – made

-Ir: Go – went- gone

-Venir: Come – came – come

-Ver: See – saw – seen

-Escribir: Write – wrote – written

-Saber: Know – knew – known

-Dar: Give – gave – given

-Sentir: Feel – felt – felt

-Pensar: Think – thought – thought

En total existen algo más de doscientos verbos irregulares en inglés. Aunque en la práctica, con conocer bien unos 120 podremos comunicarnos de forma clara y sin problemas. Así que aunque probablemente este truco no te valga para aprobar un examen de verbos irregulares de inglés, hacer una selección de aquellos que más utilices o necesites puede facilitarte la tarea.

Cuando te dispongas a estudiar y memorizar un nuevo verbo, otra forma de que se te quede mejor es intentar escribir oraciones cortas utilizando sus distintos tiempos verbales. Esto te podrá ser de ayuda para interiorizar sus significados y su estructura al conjugarlo en sus distintas formas.

Por ejemplo, puedes utilizar estas oraciones para describir las tareas pendientes del día, la semana o el mes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonLlamar Ahora