Siempre decimos que la mejor edad para aprender inglés es cuanto antes. Ya que los niños son como esponjas y tienen una gran facilidad para adquirir nuevos conocimientos y aprender un idioma desde cero de forma eficaz. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando un adulto de más de 40 o 60 años decide que quiere aprender inglés? Pues que aprender inglés a partir de los 40 años, o incluso los 70, no sólo es posible, sino que también trae consigo grandes beneficios para la salud mental.

En Kelington Institute pensamos que el saber no entiende de edad, por eso ofrecemos clases de inglés para adultos en Granada de todas las edades.

¿Por qué estudiar inglés más allá de los 40?

El aprendizaje de inglés es un proceso que va más allá de adquirir una nueva lengua: hace que nos convirtamos en personas más cultas, tolerantes y sabias. Motivo de más por el que estudiar inglés a partir de los cuarenta años.

Además, poder viajar al extranjero y comunicarse con todo el mundo es una gran ventaja para conocer gente, nuevos lugares y abrirse cantidad de puertas. Pero también nos enseña a tolerar otras culturas y hábitos de personas de todos los puntos del planeta.

Otro motivo para aprender inglés con más de cuarenta años es que se trata de una oportunidad perfecta para reinventarse y adquirir nuevos nuevas competencias curriculares. Y como el saber no ocupa lugar, invertir tiempo en aprender un idioma se convertirá a largo plazo en una de las mejores inversiones de tu vida.

Aprender inglés a partir de los 40 tiene grandes beneficios para el cerebro

Según la ciencia, el envejecimiento del cerebro y del cuerpo está más relacionado con su desuso que con la edad. Por lo que cuanto más a prueba lo pongamos y más ganas de aprender y poner en práctica nuestros conocimientos tengamos, durante más tiempo podremos seguir usándolos.

Para facilitar el aprendizaje de un nuevo idioma en la edad adulta es aún más importante tener un motivo que nos motive. El compromiso debe ser fuerte, y la mejor forma de ser constante y ponerle ganas es tener claro porqué se quiere aprender inglés. Por ejemplo, que sea un reto personal, viajar con más libertad, irse a vivir al extranjero, aprender más sobre la cultura de un país, conseguir un empleo mejor remunerado…

Sumergirse en el idioma

Ni a partir de los 40, ni antes, para aprender un idioma no basta sólo con estudiar inglés. Si queremos aprender de una forma más rápida y eficaz, lo ideal es ir a clases de inglés y compaginar el aprendizaje teórico con clases orales de inglés. Y además, escuchar música en inglés, ver series, películas, y hacer todo lo posible por sumergirnos en el idioma.

También es muy útil practicar el idioma con alguien. Para ello es muy útil relacionarse con otros alumnos de la academia o intentar mantener conversaciones con nativos. Pero no sólo ayuda hablar con los demás. Hablar con uno mismo en inglés ayuda a mejorar el vocabulario y adquirir nuevas expresiones. Practicar con uno mismo ayudará a ganar confianza cuando nos toque comunicarnos con otra persona.

Las personas mayores, los mejores alumnos

Podemos decir que el arroz del inglés no se pasa. Y que los jubilados o personas mayores que deciden aprender inglés se convierten en los mejores alumnos. Ya que estos suelen ser los estudiantes que más disfrutan el aprendizaje de inglés, al hacerlo sin presión de ningún tipo y por el gusto de aprender. Precisamente por esto, también le dedican más tiempo a aprender inglés y lo hacen con más ganas e ilusión.

Por todo esto, si tienes más de cuarenta, cincuenta o sesenta años y quieres aprender inglés, deja de ponerte excusas. Es mucho más importante tener motivación y capacidad de esfuerzo, que ser más o menos joven.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonLlamar Ahora