Los hábitos que se adquieren durante la infancia marcan también los que los jóvenes tendrán en su adolescencia. Pero, ¿qué hacer cuando llegados al instituto los hábitos de estudio son nulos? Que no cunda el pánico, porque no todo está perdido. En Kelington Institute impartimos clases de apoyo escolar en Granada para alumnos de primaria, ESO, bachillerato y Selectividad, en las que además de repasar y explicar conceptos, tratamos que los estudiantes adquieran unos buenos hábitos de estudios. Aquí os dejamos algunos consejos para que los adolescentes puedan desarrollar y aprender hábitos de estudio eficaces.

Aprender a planificarse mejor

Para rendir más y mejor en los estudios es fundamental que el alumno sepa en qué momento debe empezar a estudiar y el número de tareas que tiene que compaginar.

Para aprender a planificarse puede ser útil colocar un calendario de gran tamaño en la pared e ir añadiendo en él las tareas diarias y las fechas de los exámenes.

Una vez señalados los plazos de trabajos y los exámenes, el estudiante podrá crear su propio planificador semanal. En éste, se tendrán que apuntar todas las tareas y horas destinadas a cada trabajo unos días antes de las fechas de entrega.

¿Cómo estudiar mejor?

Una vez que el estudiante tenga claro lo que debe estudiar o hacer cada tarde para cumplir con los plazos y estar al día, llega el momento de conocer cómo mejorar su estudio con unos hábitos de estudio más eficientes.

Lo primero de todo sería establecer un buen lugar de estudio. Hay quienes prefieren su habitación, o los que se concentran mejor en la biblioteca. En cualquier caso, es importante que el lugar de estudio se encuentre lejos de distracciones como el ruido de la televisión, o los videojuegos. Lo ideal es que se estudie siempre en el mismo lugar y que éste cuente con buena iluminación.

Además, antes de ponerse a estudiar, el alumno tendrá que asegurarse de contar con todos los materiales que pueda necesitar: Tales como lápices, bolis de colores o calculadora. Si el lugar de estudio escogido es su habitación, procura que el estudiante cuente con una mesa adecuada a sus necesidades y una silla cómoda en la que no le importe pasar varias horas al día. Aquí podrá añadir en algún cajón o estante todo lo que pueda necesitar para estudiar. No tener estas herramientas a mano puede ser motivo de distracción y pérdida de tiempo.

Clases de apoyo para mejorar los hábitos de estudio en adolescentes

Si el adolescente está teniendo problemas en el instituto para aprobar o sacar buenas notas y no hay manera de que adquiera unos buenos hábitos de estudio, a veces la mejor solución es apuntarles a clases de apoyo extraescolares.

Ir a una academia es una forma de obligarse a volver a repasar los conceptos dados en clase, pero con el plus de contar con una atención más personalizada por parte de los profesores. En estas clases el alumno fortalecerá su fuerza de voluntad, dedicará más tiempo a la organización de su estudio y podrá preguntar a sus profesores cualquier duda que tenga respecto al temario de exámenes o trabajos.

Además, los padres de los alumnos que acudan a nuestras clases de apoyo escolar podrán conocer de primera mano los avances de sus hijos, así como los problemas que sus profesores hayan podido observar.

En Kelington Institute nuestro personal cuenta con la formación pedagógica específica necesaria para ayudar a nuestros alumnos a rentabilizar su estudio y estudiar de una forma más efectiva. Nuestro sistema pedagógico permite impartir los cursos en grupo sin dejar de ser una enseñanza individualizada. Esto se consigue mediante grupos muy reducidos y personal especializado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonLlamar Ahora