Si el Brexit ya supuso un estado de incertidumbre total sobre la situación de los estudiantes extranjeros en Gran Bretaña, el coronavirus ha propiciado la cancelación de miles de cursos de inglés en el extranjero para estudiantes de todo el mundo, incluidos los españoles.

Y es que la pandemia del Covid-19 ha echado por tierra la campaña estival del sector de los idiomas en el extranjeros. De hecho, se calcula que más de 100.000 adolescentes se han quedado sin cursos de inglés en el extranjero, con las consecuencias económicas que esto supone para muchas agencias y academias que se ven abocadas al cierre.

Clases de idiomas a distancia, una alternativa a los cursos de inglés en el extranjero

En Kelington Institute, además de nuestros cursos de inglés en Granada, impartimos clases de inglés a distancia. Ambas opciones permiten a nuestros alumnos seguir aprendiendo idiomas de forma segura, cumpliendo con las nuevas normas de higiene y seguridad para prevenir el contagio y evitar una propagación mayor del coronavirus.

En nuestra academia de inglés ofrecemos una atención personalizada a través de grupos reducidos y homogéneos, que junto a un profesorado de calidad, posibilitan una enseñanza eficaz. Por lo que se trata de una gran alternativa para todos esos estudiantes o profesionales que no tengan opción de salir fuera de España para aprender inglés, o que este verano prefieran permanecer en casa.

España, el tercer país que más estudiantes aporta para estudiar idiomas en el extranjero

Después de Italia y Rusia, España es el país que cuenta con más estudiantes que deciden salir a realizar un curso de idiomas en el extranjero. Siendo el inglés el idioma favorito, con un 98% de esta demanda.

Las agencias y centros de idiomas se enfrentan a pérdidas millonarias, pues el desplome que se ha producido de las reservas les ha obligado a realizar en muchos casos la devolución del importe abonado. A éste se suman los desembolsos para la reserva de los billetes de las aerolíneas y los depósitos a las escuelas proveedoras.

A las dificultades que ha supuesto el Covid-19 se suman otros problemas que afectan a algunos de los destinos más demandados para la realización de cursos de idiomas en el extranjero. En el caso de Inglaterra el Brexit, mientras que en Estados Unidos se viven momentos de tensión a causa de las revueltas raciales. Para los expertos, estos factores aumentan la desconfianza y la inestabilidad de padres y estudiantes.

Para salvar el año escolar, las agencias centran sus esfuerzos en salvar los conocidos como ‘años escolares‘. Estas estancias de cursos completos en países extranjeros se realizan durante un año académico con el objetivo principal de mejorar el idioma.

Las actividades económicas más castigadas por la pandemia

Aunque todos los países están adoptando importantes medidas para minimizar el riesgo sanitario, el sector sigue con gran expectación las decisiones que se lleven a cabo en cada lugar y las medidas que se aprueben respecto al resto de nacionalidades. No hay que olvidar que este sector se encuentra a medio camino entre la educación y el turismo, dos de las actividades económicas más castigadas por la pandemia del coronavirus.

Mientras que se espera a que la situación mejore, se sigue apostando por las clases de idiomas online o en dejar los cursos de inglés en el extranjero para otro momento en el que la pandemia esté más controlada o la vacuna aporte una mayor tranquilidad.

Para las empresas la mejor opción es la de aplazar estos cursos, porque devolver la inversión hecha por las familias sería la quiebra para la mayoría de las agencias que gestionan estos viajes.