Aunque a día de hoy el coronavirus se ha convertido en el principal impedimento para viajar al extranjero por motivos laborales o académicos, no hay que pasar por alto que Reino Unido salió de la Unión Europea el 31 de enero de este año. Las consecuencias del Brexit se reflejan en muchos sectores, aunque en este caso nos centramos en aquellas que afectan directamente a los estudiantes que quieren viajar ir a Gran Bretaña para completar sus estudios o mejorar su nivel de inglés.

Mientras tanto, en Kelington Institute continuamos con nuestras clases de inglés en Granada y nuestros cursos de idiomas online, con los que tratamos de adaptarnos al máximo a esta nueva normalidad que ha impuesto el Covid-19.

¿Qué pasa con los estudiantes españoles tras el Brexit?

Antes de que entrase en vigor la salida definitiva de Reino Unido de la Unión Europea, más de 450.000 alumnos extranjeros se encontraban estudiando en las universidades de todo el país. Lo que sigue representando unos ingresos para el PIB británico de unos 14.000 millones de libras y un impacto de más de 20.000 puestos de trabajo. Por estos motivos no es de extrañar que Gran Bretaña se encuentre trabajando para que las consecuencias del Brexit para los estudiantes extranjeros sean lo menos problemáticas posibles. De hecho, durante este curso 2020/2021 los estudiantes no han notado grandes diferencias.

Por ejemplo, las universidades de Gran Bretaña no cambiaron las tasas de matrícula para los estudiantes que empiecen en 2020, aunque ya han salido de la Unión Europea este año. Eso significa que los estudiantes que se matricularon para empezar sus estudios en 2020 podrá beneficiarse de las mistas tasas de matrícula que los británicos a lo largo de todos los cursos que dure el grado. Desde el inicio, hasta el final del programa. Aunque tal y como se pensaba, esto cambiará a partir de este año.

Además, los estudiantes de la Unión Europea que empiecen en 2020, tendrán el derecho de pedir el préstamo para cubrir la matricula en las universidades en Inglaterra o Gales. O la financiación en el caso de Escocia, para cada año de la carrera, aunque el Reino Unido salga de la Unión Europea este año, las condiciones serán las mismas.

Por otro lado, los grados de Reino Unido siguen estando reconocidos en todo el mundo, entre otras cosas porque el Plan Bolonia no depende de la Unión Europea.

Los estudiantes europeos pagarán más a partir de este año, una de las consecuencias del Brexit para los estudiantes

El Gobierno Británico ha confirmado que los estudiantes de la Unión Europea que quieran estudiar en Gran Bretaña a partir del año académico 2021 tendrán que pagar unas tasas más altas debido al Brexit.

Por tanto, tras la salida de la Unión Europa, los ciudadanos españoles y el resto de estudiantes del Espacio Económico Europeo ya no podrán optar a la cuota de residencia, ni a la ayuda financiera para estudiantes de pregrado, posgrado y estudiantes avanzados de Student Finance England para los cursos que comiencen en el año académico 2021/22.

Hasta este año, los estudiantes de la UE compartían iguales tasas que los británicos y tenían la posibilidad de acceder a préstamos del gobierno británico para pagar esas tasas.

Consecuencias del Brexit para estudiar inglés en Reino Unido

Gran Bretaña ha sido siempre el destino favorito por los españoles para mejorar su inglés. Pero con el Brexit, mandar a los hijos a estudiar en Inglaterra o viajar un verano para aprender inglés será más caro que antes. Entre otras cosas porque los estudiantes necesitarán pasaporte o un visado de estudiante especial. Además, el sistema sanitario ya no cubrirá a los españoles.

Por este motivo, probablemente empiecen a valorarse más otros destinos para aprender inglés en el extranjero.