¿Es posible enseñar inglés a la par que español o cualquier otro idioma cuando los niños son muy pequeños, cuando tienen de cero a tres años? Con paciencia, sí. Además, si se consigue, cuando el niño tenga edad de ir a una academia de inglés para niños tendrá mucha más facilidad para aprender el idioma. Ya que como hemos dicho en otras ocasiones, la infancia es uno de los mejores momentos para aprender idiomas.

Inmersión lingüistica en inglés para niños de cero a tres años

Cuando somos muy pequeños, aprendemos nuestro idioma nativo sin tener que estudiar gramática, ni vocabulario, ni ir a una escuela de idiomas. Aunque luego en el colegio nos ayudan a perfeccionar el idioma y aprender a escribirlo, nosotros en casa vamos absorbiendo como esponjas. Hacemos lo que se conoce como una inmersión lingüística total.

Incluso antes de aprender a hablar, escuchamos todo lo que las personas de nuestro alrededor dicen. Así como todos los programas infantiles que nos ponen y los vídeos. Es decir, escuchamos sin parar un idioma. Hasta que poco a poco lo vamos aprendiendo casi sin darnos cuenta.

Lo mismo debe hacerse para enseñar inglés a niños de cero a tres años. Para enseñar un idioma extranjero hay que crear un ambiente en el que la inmersión lingüística sea similar a la de la lengua nativa. Algo que es posible aunque los padres no dominen a la perfección el inglés.

Escuchar música en inglés

Si además de poner al niño canciones en español se turnan con otras en inglés, el pequeño se irá acostumbrando a los sonidos. Hoy en día es muy fácil encontrar este tipo de canciones en inglés páginas webs, o canales como Youtube, Spotify o incluso en emisoras de inglés para niños que pueden escucharse en Internet.

Ver vídeos en inglés

Además de escuchar música en inglés, el niño puede empezar a ver series infantiles o vídeos musicales en este mismo idioma. A los niños de cero a tres años los vídeos musicales les llaman más la atención que las series de dibujos, ya que son más estimulantes para ellos.

Si cuando los niños ven vídeos en inglés, los padres repiten algunas palabras o frases, el pequeño las aprenderá con más facilidad. Además, puede ser una buena oportunidad para que los padres también empiecen a aprender inglés. Cuando más se repitan las canciones, más fácilmente adquirirá el idioma el niño.

Hablar con los niños de cero a tres años para que aprendan inglés

La mejor forma para que los niños pequeños aprendan un idioma es hablar con ellos e interactuar. Aunque las opciones anteriores ayudan, sin interacción no habrá aprendizaje. Por eso, además de los vídeos y canciones en inglés, hay que fomentar las situaciones en las que ellos formen parte activa. Para ello, nada mejor que contar con la ayuda de buenos profesionales. En Kelington Institute, las clases de inglés para niños de 0 a 3 años son íntegras en inglés y, además de los conceptos objetivo, se trabajan todas las rutinas del mismo modo. De esta manera, los niños aprenden rápidamente conceptos como quitarse el abrigo, abrir y cerrar la mochila, pedir ir al baño, tirar de la cadena, etc. Los padres también pueden colaborar en este proceso más activo y, poco a poco, empezar a hablar cada vez más con ellos en este idioma.

Si quieres mejorar tu inglés, es el momento ideal para empezar a ir a una academia de idiomas. Aunque en los primeros años del niño no será necesario mantener largas conversaciones con él. Bastará con repetir una serie de palabras y frases para que el pequeño las vaya escuchando.
Puede crearse una lista de frases personalizada o hacerse un diccionario. En Internet, o en tu academia con ayuda de tu profesor, seguro que confeccionas una lista muy completa de todas las frases y palabras que los niños pueden aprender en sus primeros años de vida.

Aunque los niños no puedan seguir el hilo de una conversación, puede ser interesante para ellos que se les hable sobre cosas que les son interesantes. Por ejemplo, pueden tenerse pequeñas conversaciones (aunque los padres no obtengan respuesta) sobre temas como los juguetes, la comida, la familia o los dibujos animados.

Esto les permitirá empezar a asociar conceptos. Y cuando aprendan inglés, estos asuntos serán los primeros sobre los que puedan hablar y tener un vocabulario más amplio.

Sin duda, tener paciencia y hablar con los niños cuando aún son unos bebes y están empezando a hablar tiene innumerables beneficios que se podrán ir descubriendo con el tiempo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonLlamar Ahora