Los padres son cada vez más conscientes de la importancia de que sus hijos aprendan idiomas. Ya que muchos de ellos han podido comprobar por sí mismos como el inglés abre puertas y es verdaderamente útil tanto en el plano laboral, como de ocio. Por eso nuestros cursos de inglés para niños en Granada están cada vez más solicitados. Sin embargo, hacer que los niños se sientan motivados para aprender inglés no es tan fácil, especialmente porque a menudo les resta tiempo de juego o les supone un esfuerzo añadido que se suma a las clases del colegio.

Participad en su aprendizaje para conseguir que estén más motivados para aprender inglés

A los niños les encanta copiar a sus padres, y esto se aplica también a actividades tan importantes para su desarrollo (físico e intelectual) como leer, llevar una dieta sana o aprender inglés.

Así que una muy buena forma de hacer que los pequeños de la casa se sientan más motivados para aprender inglés es que éstos vean que sus padres también tienen interés en esta actividad.

Por ejemplo, desde pequeños se pueden ver películas en versión original en casa con subtítulos, leerles cuentos infantiles en inglés o ir enseñándoles algunas palabras.

De la misma forma, si el niño o niña va a clases de inglés, es importante que los padres muestren interés por su evolución y les apoyen en su formación. Aprovechar los ejercicios de inglés que se manden para casa para pasar más tiempo con los hijos también puede ayudar a motivarles.

Conseguir que los niños vean el aprendizaje de inglés como algo divertido

La diversión es clave para los niños, y gracias a ella los más pequeños aprenden con mucha más facilidad. Por eso, insistir en el aprendizaje de inglés como una obligación más puede no funcionar en el objetivo de hacerles sentir más motivados a aprender una lengua nueva.

En cambio, cuando se consigue que los niños vean este aprendizaje como un juego con el que pueden divertirse o estar con niños de su edad, todo resulta mucho más sencillo y motivador.

En esta otra entrada de nuestro blog os recomendábamos algunos juegos en inglés para hacer con niños.

Fomentar la comunicación en inglés con otros niños

Practicar el inglés hablado, o inglés oral, es tan útil para los niños, como para los adultos. En el caso de los más pequeños, es ideal que puedan practicar su inglés hablando con otros niños de su edad. Esto puede conseguirse en las clases de inglés para niños, o incluso con amistades angloparlantes.

Otra actividad que puede hacerse es escribir cartas o hacer vídeollamadas a algún amigo de la familia o pariente que esté viviendo en el extranjero.

Aprovecha sus intereses y ten en cuenta su estado de ánimo

Conocer bien a los hijos y a los intereses o inquietudes que tienen es importante por muchos motivos. Uno de ellos es que esto podría ayudarte a aprovechar sus gustos para hacer actividades en inglés relacionadas con ellos y hacer conseguir que se sientan motivados para aprender inglés.

Muchos juegos y actividades en inglés pueden adaptarse a multitud de temáticas diferentes. De esta manera les resultarán mucho más atractivas y divertidas.

Otra idea es permitir que los niños escojan la actividad que quieran hacer en inglés. Por ejemplo, a qué juego jugar, qué película en inglés ver en familia o qué libro leer.

Por otro lado, también es importante saber cuál es el mejor momento para aprovechar y practicar inglés en casa, o hablar al niño de la importancia de saber inglés. Aquí entra en juego el estado de ánimo del niño, ya que intentar forzarle en un momento en el que esté cabreado o cansado será en vano y no obtendremos los resultados que esperamos, sino todo lo contrario, que el niño ponga mas barreras para aprender la lengua o tener interés en ella.

Call Now ButtonLlamar Ahora