Muchos de los alumnos que llegan a Academia Kelington con el objetivo de mejorar su inglés o conseguir un título oficial de Cambridge en Granada, lo hacen con auténticas dificultades de mantener una conversación en inglés. Incluso alumnos que llevan años recibiendo clases de inglés en el colegio o que ya han recibido clases en otras academias de inglés se atrancan a la hora de conversar en este idioma. Y es que como hemos comentado en otros artículos de nuestro blog, la parte oral suele ser la más complicada para los alumnos españoles. Si este es tu caso, presta atención, aquí van algunos tips para mejorar tu conversación en inglés.

Mejorar tu conversación en inglés, una cuestión de confianza

Si te sabes toda la teoría de gramática, el vocabulario no es problema para ti, y aún así te sientes incapaz de mantener una conversación en inglés, probablemente se trate de un problema de confianza. Muchas veces la falta de confianza nos lleva a sentir miedo o vergüenza de equivocarnos, no saber pronunciar correctamente o que la otra persona no nos entienda.

En este sentido, es importante intentar cambiar el ‘chip’ y empezar a ser consciente de que para mejorar tu inglés oral es necesario dejar la vergüenza atrás y sentirte como un niño que está aprendiendo a hablar, sin miedo al error. Nadie nace aprendiendo un idioma, y si estás en una academia es precisamente para mejorar.

Trabajar en tu pronunciación con tus profesores de inglés, y luego en casa con ayuda de vídeos o clases virtuales, te ayudará también a sentirte cada vez más confiado.

Concentrarse en la conversación

Cuando entendemos un idioma podemos dialogar incluso mientras estamos pensando en otras cosas. Esto hace que muchas veces perdamos la costumbre de escuchar activamente a la persona con la que estamos hablando.

Pero cuando estamos aprendiendo un idioma es fundamental esforzarse en estar concentrado y no sentir vergüenza si en algún momento te pierdes y necesitas que la otra persona te repita lo que acaba de decir. Para ello puedes recurrir a frases como “I didn’t hear you” o “could you say it again?”.

Ejercicios para mejorar tu improvisación

Otro factor que influye en la facilidad o dificultad de entablar conversaciones en inglés reside en la capacidad de improvisación. Existen muchos ejercicios y juegos que pueden ayudarte a mejorar la improvisación.

Por ejemplo, puedes decirle a alguien que elija un objeto al azar. El juego de improvisación consistirá en contar una pequeña historia en la que el objeto escogido sea el protagonista. Cuanto más exagerada o sin sentido sea la historia, más divertido será el juego.

Habla durante dos minutos sobre un mismo tema

Puedes activar un temporizador y elegir cualquier tema al azar. Este ejercicio consiste en no dejar de hablar sobre el tema durante los dos minutos sin pensar demasiado en lo que vas a decir a continuación. Puedes hacerlo sobre cualquier cosa, tus películas favoritas, lo que hiciste la semana pasada, tus sueños, dónde te gustaría viajar…

Conforme más tiempo practiques más fluidez conseguirás y más seguridad sentirás al hablar.

Controla la velocidad al hablar en inglés

Si eres de los que habla muy rápido, es probable que intentes mantener el mismo ritmo cuando hables en inglés. Sin embargo, es normal necesitar algo más de tiempo cuando no se tiene tan interiorizado el idioma. Por eso deberás encontrar la velocidad adecuada con la que te sientas más cómodo y con la que te de tiempo a pensar qué decir en cada momento sin que se note demasiado la pausa. Esto es algo que conseguirás practicando en nuestras clases de inglés oral.

Llamar Ahora
Localización